¡Descarga nuestro eBook Gratuito!

¿Qué es la agricultura orgánica? Guía completa

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram

La tendencia en la demanda de productos provenientes de la agricultura orgánica es creciente en todo el mundo, dado que fue en aumento la concientización por parte de los consumidores en cuanto a la salud y el cuidado medio ambiente.

En este artículo, exploramos el surgimiento de la agricultura orgánica, la situación actual en América Latina, la certificación orgánica a nivel mundial y el crecimiento de la demanda de productos orgánicos.

Qué es la Agricultura Orgánica

La agricultura orgánica, ecológica o biológica, es un tipo de agricultura con un enfoque sostenible que busca reducir el impacto negativo en el medio ambiente, promover la salud de los seres humanos y mejorar la calidad de vida de los agricultores, al mismo tiempo que sea rentable. La agricultura orgánica se basa en prácticas agrícolas basadas en procesos e insumos de origen natural, evitando el uso de productos químicos sintéticos y organismos modificados genéticamente (OGM).

Según la federación internacional de movimientos de agricultura orgánica (IFOAM)

“La agricultura orgánica es un sistema de producción que sustenta la salud de los suelos, los ecosistemas y las personas. Se basa en procesos ecológicos, biodiversidad y ciclos adaptados a las condiciones locales, más que en el uso de insumos con efectos adversos. La Agricultura Orgánica combina tradición, innovación y ciencia para beneficiar el medio ambiente compartido y promover relaciones justas y buena calidad de vida para todos los involucrados.” 

Cómo surgió la Agricultura Orgánica

La agricultura orgánica surgió como una alternativa a la agricultura convencional en la década de 1940 y 1950, principalmente en respuesta a los crecientes problemas ambientales y de salud relacionados con el uso excesivo de químicos para la produccion de alimentos.

El movimiento de agricultura orgánica fue impulsado por agricultores, científicos y consumidores preocupados por la degradación del suelo, la contaminación de los alimentos y el agua, y la pérdida de la biodiversidad. 

Algunos de los representantes más influyentes en la Agricultura Orgánica:

Uno de los primeros representantes de la agricultura orgánica fue Sir Albert Howard (1873-1947), un agrónomo y botánico inglés, quien se centró en la importancia de la salud del suelo y creía que la clave para una agricultura exitosa era mantener un balance de nutrientes y microorganismos en el suelo. Abogó por el uso de compost y otros métodos naturales de fertilización, así como por el uso de cultivos de cobertura y la rotación de cultivos para mantener la fertilidad del suelo y prevenir la erosión. Las ideas de Howard influyeron en el desarrollo del movimiento de agricultura orgánica en Europa y América del Norte. Escribió varios libros, incluidos “Un testamento agrícola” y “El suelo y la salud”, que siguen siendo obras influyentes en el campo de la agricultura orgánica. En reconocimiento a sus contribuciones a la agricultura, Howard fue nombrado caballero en 1935. Su legado sigue inspirando a agricultores y defensores orgánicos de todo el mundo.

Sir Albert Howard

También una de las primeras líderes de este movimiento fue Lady Eve Balfour (1898-1990) fue una granjera, educadora y pionera de la agricultura orgánica británica. Es mejor conocida como la fundadora de Soil Association, una organización con sede en el Reino Unido que promueve la agricultura orgánica y el uso sostenible de la tierra. Nacida en Suffolk, Inglaterra, Balfour creció en una granja y estudió agricultura en la Universidad de Reading. Después de graduarse, comenzó a trabajar en granjas y se interesó en las prácticas de agricultura orgánica, que no se usaban mucho en ese momento. En la década de 1940, realizó una serie de experimentos en su propia granja, Haughley Green, para comparar los rendimientos y la calidad de los cultivos cultivados con métodos orgánicos y convencionales. Sus resultados mostraron que los métodos orgánicos podían producir cosechas de alta calidad manteniendo la fertilidad del suelo, lo que no ocurría con la agricultura convencional. Balfour también fue autora y conferencista, y escribió varios libros sobre agricultura y agricultura orgánica. Su obra más famosa, “The Living Soil”, publicada en 1943, argumentaba que la salud del suelo era clave para la salud de las plantas, los animales y los humanos. El trabajo de Balfour fue muy influyente en el desarrollo del movimiento de agricultura orgánica en el Reino Unido y más allá. Fue galardonada con la Orden del Imperio Británico en 1990, poco antes de su muerte.

Puede interesarte:  Qué técnicas y prácticas se utilizan en la agricultura orgánica
Lady Eve Balfour (1898-1990) conduciendo un tractor Ferguson .

Otro importante precursor de la agricultura orgánica fue J.I. Rodale (1898-1971), un escritor y activista estadounidense que fundó la revista “Organic Farming and Gardening” en 1942 y estableció la Fundación Rodale en 1947 para promover la agricultura sostenible. También fundó Rodale Press, que se convirtió en una de las principales editoriales de literatura sobre salud y bienestar en los Estados Unidos. Rodale continuó publicando libros y artículos sobre agricultura orgánica y vida saludable, y su trabajo influyó en el desarrollo del movimiento de agricultura orgánica en los Estados Unidos. Fue un crítico de la agricultura convencional y los pesticidas químicos, y argumentó que la agricultura orgánica era la mejor manera de producir alimentos saludables y proteger el medio ambiente.

J.I. Rodale

A lo largo de los años, la agricultura orgánica ha ganado popularidad y ha evolucionado para incluir una amplia gama de prácticas sostenibles, como la rotación de cultivos, el uso de abonos orgánicos y la conservación de la biodiversidad en la granja. Hoy en día, la agricultura orgánica es una alternativa creciente y se ha convertido en una industria global que abastece a consumidores conscientes de la salud y del medio ambiente en todo el mundo.

Agricultura Orgánica en América Latina

La agricultura orgánica en América Latina ha existido desde hace siglos en formas tradicionales y autóctonas. Sin embargo, la agricultura orgánica moderna en América Latina ha seguido desarrollándose en las últimas décadas como una respuesta a los problemas ambientales y sociales causados por la agricultura convencional.

En América Latina, los precursores de la agricultura orgánica incluyen a campesinos y agricultores que buscaban una alternativa más sostenible a la agricultura convencional. Muchos de estos agricultores han adoptado prácticas agrícolas tradicionales y las han combinado con nuevas tecnologías  y han trabajado para preservar la biodiversidad y proteger el medio ambiente.

La situación actual de la agricultura orgánica en América Latina es prometedora, con un creciente interés en la adopción de prácticas agrícolas más sostenibles. Sin embargo, aún existen desafíos en la promoción y el apoyo por parte de gobiernos, la dificultad de acceso a mercados y la falta de regulaciones adecuadas.

A pesar de estos desafíos, la agricultura orgánica en América Latina sigue creciendo y desempeñando un papel importante en la protección del medio ambiente y en la promoción de una economía más justa y sostenible. La agricultura orgánica es una parte fundamental del futuro de la agricultura en América Latina y es esencial para asegurar un futuro sostenible para la región.

Certificación Orgánica en el mundo

La certificación orgánica es un proceso mediante el cual se certifica que un producto agrícola cumple con estándares y requisitos de calidad para ser considerado “orgánico”. Estos estándares se basan en prácticas agrícolas sostenibles y respetuosas con el medio ambiente, sin el uso de productos químicos tóxicos y con un enfoque en la conservación y protección del suelo y de la biodiversidad.

La certificación orgánica es una forma de garantizar la calidad y autenticidad de los productos orgánicos y está regulada por organismos especializados a nivel mundial. Además, la demanda de productos orgánicos viene experimentando un crecimiento constante con un consumidor dispuesto a pagar por ellos.

En todo el mundo, existen diferentes organismos encargados de la certificación orgánica, cada uno con sus propios estándares y requisitos. Algunos de los más reconocidos son USDA (Departamento de Agricultura de los Estados Unidos), ECOCERT (Europa) y JAS (Japón). Sin embargo, a pesar de los esfuerzos por establecer un sistema de certificación internacionalmente reconocido, todavía existen diferencias en los requisitos y estándares de cada país o región.

Puede interesarte:  Chile Bola: Guía completa de cultivo y cuidados

En América Latina existen varios organismos encargados de la certificación orgánica. Estos organismos se encargan de evaluar los productos y las prácticas agrícolas para determinar si cumplen con los estándares de producción orgánica. Algunos de los organismos más conocidos incluyen Ecocert, Orgánicos Argentina, Letis, Bio Latina, IMO (Instituto de la Madera Orgánica) y Naturland.

Estos organismos trabajan para garantizar la transparencia en el etiquetado y la comercialización de productos orgánicos. Además, colaboran con los agricultores para brindar capacitación y asistencia técnica para ayudarlos a cumplir con los estándares de producción orgánica.

Crecimiento de la demanda de Productos Orgánicos

La demanda de productos orgánicos ha aumentado significativamente en los últimos años. Esto se debe a una serie de factores, incluyendo una mayor conciencia sobre los efectos negativos de los productos químicos en la salud humana y el medio ambiente, una creciente preocupación por la seguridad alimentaria y un mayor acceso a productos orgánicos a través de tiendas especializadas y grandes supermercados. Además, cada vez más personas buscan un estilo de vida más saludable y sostenible, lo que ha impulsado el crecimiento de la demanda de productos orgánicos. 

La agricultura orgánica tiene un enfoque sostenible de producción agrícola que se centra en la conservación del suelo, de los ecosistemas y de la salud de las personas, ofreciendo alimentos saludables y de alta calidad. Surgió como una respuesta a los impactos negativos de la agricultura convencional y la utilización excesiva de químicos para la producción de alimentos. La agricultura orgánica es un paso hacia un futuro más sostenible y una herramienta para la rentabilidad de las y los agricultores.

¡No olvides compartir esta información!

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram

¡Comentanos tu opinión sobre el artículo!