Qué impacto tiene la agricultura orgánica en el medio ambiente

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram

Contenido del artículo

Escuchar el artículo

La agricultura orgánica es un tipo de agricultura que se enfoca en la producción de alimentos de manera sostenible sin el uso de agroquímicos, manteniendo un equilibrio entre los seres humanos y el medio ambiente.  La agricultura orgánica comenzó a ganar visibilidad a medida que los consumidores empezaron a ser más conscientes sobre la importancia de alimentarse de manera saludable y sostenible.

Sin embargo, ¿cuál es el impacto real de la agricultura orgánica en el medio ambiente?

Principales aspectos ambientales en los que tiene impacto la agricultura orgánica

Reducción de la contaminación

La agricultura orgánica se centra en la producción de alimentos sin el uso de pesticidas, herbicidas y fertilizantes sintéticos. Esto significa que no se liberan sustancias químicas peligrosas para el medio ambiente, reduciendo así la contaminación del suelo, el agua y el aire.

La agricultura orgánica, para mantener y mejorar la fertilidad del suelo, utiliza insumos naturales permitidos bajo exigentes normas, como el compost, purines, lombricompuesto y estiércoles de buena calidad, en lugar de productos químicos sintéticos. También, para controlar y cortar los ciclos reproductivos de plagas y enfermedades, se emplean prácticas como la rotación de cultivos y uso de policultivos, en reemplazo de los monocultivos. Esto mejora la calidad del suelo, promueve la biodiversidad y reduce la exposición a sustancias tóxicas para los agricultores y consumidores.

Mejora de la calidad del suelo

La agricultura orgánica tiene por objetivo conservar y mejorar las características suelo a través de distintas prácticas, como por ejemplo, el empleo de cultivos de cobertura, abonos verdes, rotación de cultivos, entre otras. En conjunto con estas prácticas y al no usar fertilizantes y pesticidas sintéticos, los microorganismos nativos del suelo se ven favorecidos. Estos microorganismos son responsables de mantener la fertilidad y la estructura del suelo, lo que permite una mejor retención de agua y un mayor acceso a nutrientes para las plantas. También las protege contra organismos patógenos, y en muchos casos promueven el crecimiento vegetal. Esto aumenta la productividad del suelo a largo plazo y ayuda a prevenir la erosión.

La mejora de la calidad del suelo manteniéndolo vivo, es una de las principales contribuciones de la agricultura orgánica para el medio ambiente, ya que permite una producción sostenible.

Promoción de la biodiversidad

La agricultura orgánica se basa en principios que tienen por fundamento aumentar la complejidad de los ecosistemas agrícolas, permitiendo y promoviendo estratégicamente que las formas de vida que lo conforman se expresen generando interrelaciones y conformando cadenas tróficas.

En otras palabras, la agricultura orgánica a través de sus prácticas y manejos conserva la flora y fauna autóctona de manera tal, que atraiga predadores naturales de aquellas especies que son consideradas plaga y de esta manera no haga falta usar productos químicos de síntesis, aumentando entonces la diversidad de especies en el sistema agrícola.

Reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero

El uso de prácticas agrícolas sostenibles contribuye a la captura de carbono en el suelo. 

La agricultura orgánica promueve la salud del suelo mediante la incorporación de materia orgánica, en reemplazo de fertilizantes sintéticos.

Las técnicas de conservación y mejoramiento del suelo, como son los cultivos de cobertura, abonos verdes, adición de estiércoles, rotación con ganadería regenerativa, la siembra directa, la labranza conservacionista, además de mantener la fertilidad, humedad, estabilidad estructural del suelo y reduciendo la erosión, contribuyen a la captura de carbono.

Puede interesarte:  Basura Orgánica: Qué es y 10 ejemplos

Otro factor importante es la reducción de la emisión de gases de efecto invernadero ya que se evita el uso de fertilizantes químicos nitrogenados y otros compuestos que contribuyen a la emisión de gases de efecto invernadero.

Mejora de la salud humana

La agricultura orgánica puede tener un impacto positivo en la salud humana. Al evitar la exposición a productos químicos tóxicos, como los pesticidas y herbicidas.

Tanto los trabajadores agrícolas como los consumidores están menos expuestos a sustancias dañinas para la salud. Además, los alimentos producidos mediante agricultura orgánica contienen una mayor concentración de nutrientes que los alimentos producidos mediante agricultura convencional, lo que puede mejorar la calidad de vida de los consumidores.

La agricultura orgánica puede tener un impacto significativo y positivo en el medio ambiente. Desde la reducción de la contaminación y la mejora de la calidad del suelo hasta la promoción de la biodiversidad y la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero

¡No olvides compartir esta información!

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram

1 comentario en “Qué impacto tiene la agricultura orgánica en el medio ambiente”

  1. Pingback: ¿Qué es la agricultura orgánica? Guía completa

¡Comentanos tu opinión sobre el artículo!

También puede interesarte