¡Descarga nuestro eBook Gratuito!

Calabazas gigantes: qué variedades se utilizan

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram

Las calabazas son frutos pertenecientes a la familia botánica de las cucurbitáceas, la cual posee numerosas especies y variedades muy valoradas por sus diferentes formas, tamaños, colores y sabores. 

Las calabazas tienen diversos usos, y aunque generalmente se utilizan como alimento, algunas variedades también se utilizan con fines decorativos para fechas especiales, como es el caso de las calabazas talladas para la festividad de Halloween en Estados Unidos. A nivel internacional, también es común la realización de competencias y exhibiciones de calabazas gigantes que destacan por su tamaño poco común.

En este artículo, exploraremos el fascinante mundo de las calabazas gigantes y las distintas variedades que se pueden cultivar, independientemente de la parte del mundo en la que te encuentres, tanto en exterior como en invernaderos, para obtener frutos sorprendentes.

Variedades de Calabazas Gigantes

A continuación, mencionamos las variedades de calabazas más populares, y que tienen la potencialidad genética de crecer hasta llegar a grandes dimensiones. Cabe aclarar que todas las calabazas gigantes pertenecen a la especie de Cucurbita maxima.

Atlantic Giant (Gigante del Atlántico)

La realeza de las calabazas gigantes, la Atlantic Giant, es la que a menudo se lleva todos los honores en las competencias de cultivo. Originaria de Canadá, esta variedad es famosa por su capacidad para alcanzar tamaños asombrosos, que a veces superan los 455 kg, pudiendo alcanzar una tonelada (1000 kg). Presenta una piel de color naranja claro y una pulpa bien valorada desde un punto de vista culinario, como la mayoría de las calabazas Cucurbita maxima. Los cultivadores de todo el mundo se desafían a sí mismos para ver quién puede producir la Atlantic Giant más grande.

Dill’s Atlantic Giant (Gigante del Atlántico de Dill)

Derivada de la Atlantic Giant, esta variedad es la hermana menor que compite por el título de la calabaza más grande. Aunque comparten similitudes en tamaño y color, los entusiastas notan sutiles diferencias en su forma y textura. Es común que los competidores prueben con ambas variedades para determinar cuál se adapta mejor a su estrategia de cultivo.

Prizewinner

Las calabazas Prizewinner se destacan por su forma redondeada y su capacidad para alcanzar tamaños notables pero no excesivamente grandes como las mencionadas anteriormente. Aunque no compiten con las Atlantic Giants en términos de peso, a menudo superan los 45 kg. La pulpa de estas calabazas es de buena calidad y es apreciada tanto en la cocina como para decoraciones de todo tipo.

Big Max

Aunque no es tan grande como las Atlantic Giants, la variedad Big Max es muy valorada por su color amarillo anaranjado y la simetría en su forma, pudiendo superar los 68kg. La pulpa de la Big Max es de excelente calidad para elaborar sopas, purés y otros platos de temporada, además de ser una de las más fáciles de cultivar, debido a su menor tamaño. También, es una de las más elegidas para decorar.

Puede interesarte:  Tomate Cherry: Todo lo que debes saber sobre esta variedad

Cultivo de Calabazas Gigantes

Cultivar calabazas gigantes es todo un arte. Para lograr ejemplares gigantes, se requieren técnicas específicas y cuidados especiales. A continuación, se presentan algunos consejos importantes.

Selección de semillas de calidad

El primer paso crucial es seleccionar semillas de alta calidad. Busca variedades certificadas y de reputación confiable. Algunos cultivadores incluso optan por comprar semillas de las calabazas ganadoras de competencias anteriores.

Fecha de siembra

El cultivo de las calabazas gigantes se puede extender a casi todas las áreas del planeta con clima tropical o subtropical. Las calabazas se deben sembrar a mediados de primavera ya que no toleran los climas fríos y requieren un rango de temperaturas de entre 25 y 30ºC para su crecimiento y desarrollo adecuado. Suelen germinar rápidamente, por eso no resulta conveniente sembrar a principios de primavera, ya que puede haber ocurrencia de heladas tardías.

Preparación del Suelo

Asegúrate de que el suelo tenga buen drenaje y sea rico en nutrientes, particularmente en Nitrógeno, Fósforo y Potasio. Las calabazas gigantes requieren un suelo fértil y suelto para un crecimiento óptimo. Pueden cultivarse en suelos francos, aunque generalmente se siembran sobre sustratos preparados vertidos en pozos de grandes dimensiones.

Espaciado Adecuado

Proporciona suficiente espacio para que las plantas crezcan sin restricciones. A menudo se utilizan estructuras de soporte que se colocan debajo de las calabazas, para evitar que éstas se pudran por encontrarse en contacto con el suelo durante tiempo prolongado. El espacio requerido para una  sola planta sana puede llegar a superar los 100 metros cuadrados.

Polinización y Poda

La polinización preferentemente debe ser manual, con pincel. Por otro lado, es importante elegir una flor que luego será polinizada para formar nuestra calabaza gigante. Una vez que el fruto elegido se encuentre en crecimiento, es recomendable podar otras flores femeninas que puedan formar un fruto, ya que es importante evitar que nuestra calabaza principal crezca con un menor tamaño. Cabe aclarar que siempre es recomendable tener una o dos flores cuajadas adicionales, por si ocurre un accidente y se pierde o estropea la calabaza principal. Por otro lado, es importante realizar el raleo o aclareo de las flores masculinas antes de que se encuentren totalmente abiertas. En caso de que ya hayan cuajado otras flores, también se puede realizar raleo de frutos.

Riego y Fertilización

El riego regular y la fertilización adecuada son esenciales. Mantén el suelo húmedo, particularmente en la zona radicular de la planta y proporciona nutrientes adicionales a medida que las calabazas crecen, para abastecer la demanda de los mismos. Resulta recomendable mantener bajo la sombra al fruto en crecimiento, para evitar que tenga pérdidas de agua por deshidratación.

Control de Plagas y Enfermedades

Monitorea las plantas de cerca para detectar posibles plagas y enfermedades. Aplica medidas de control adecuadas para mantener su salud. Existen numerosos insumos orgánicos y bioinsumos que se pueden aplicar sin dañar al medio ambiente.

Cosecha de calabazas

En general se cosechan durante el otoño, tanto para el hemisferio norte como en el hemisferio sur. Pero también depende de la topografía particular de la región en la que se cultive.

Estas enormes hortalizas son una verdadera novedad otoñal para cualquiera que las contemple. Experimentar con su cultivo es una actividad gratificante y hace mucho más especiales a las festividades de otoño. Siguiendo las recomendaciones, cualquiera puede emprender el cultivo de las calabazas gigantes e incluso disfrutarlas en distintas preparaciones culinarias luego de exhibirlas.

¡No olvides compartir esta información!

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram

¡Comentanos tu opinión sobre el artículo!