Agar Agar: Propiedades Medicinales, Preparaciones y Usos 

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram

El Agar Agar, o simplemente Agar, es un compuesto natural formado por carragenanos constituidos por polisacáridos, que se obtienen a partir de las paredes celulares de ciertas algas rojas como las del género Eucheuma y Gracilaria, entre otras. Desde antaño, el Agar se ha utilizado como medicamento casero y para diversas preparaciones culinarias de gran valor cultural en países como China, Japón y Corea del sur. Actualmente tiene un extendido uso industrial, tanto para la industria alimentaria como para la industria farmacéutica, con innumerables aplicaciones. Este compuesto gelatinoso, proveniente de las algas marinas, posteriormente se procesa para ser comercializado en forma de polvo, en comprimidos o escamas.

Propiedades Medicinales del Agar Agar

El polisacárido que compone al Agar, es no digerible y además no aporta calorías, lo que lo hace especialmente útil para generar saciedad en dietas hipocalóricas. Además, el Agar es reconocido por sus propiedades laxantes curativas. A diferencia de otros laxantes que pueden irritar el intestino, éste actúa de manera natural formando un recubrimiento hidratante y protector del mismo. Funciona dentro del intestino formando un mucílago a partir de la absorción de líquidos, lo que facilita la absorción de nutrientes, mientras que facilita la evacuación intestinal sin causar molestias.

Este compuesto protege la mucosa gastrointestinal, creando también un revestimiento protector en las paredes del estómago y del duodeno. Gracias a esto, se produce un efecto emoliente, se reduce la sensación de hambre, y se promueve la salud del sistema digestivo en general.

Preparaciones y Usos del Agar Agar

La adaptabilidad del Agar a distintas preparaciones, permite que sea un ingrediente fácil de incorporar en la dieta diaria. Existen innumerables aplicaciones y recetas en las que se puede incluir el Agar, pero en este artículo mencionamos dos formas básicas para aprovechar sus beneficios como laxante, saciante o emoliente.

Polvo disuelto

Para normalizar el intestino y para generar saciedad en las comidas, es posible mezclar una cucharadita de Agar en polvo dentro de compotas calientes y sopas. Se recomienda consumirlo una o dos veces al día, idealmente entre comidas o después de cada comida. Esta forma es adaptable ya que el agar en polvo se disuelve fácilmente en todo tipo líquidos calientes.

Es posible preparar gelatinas saludables mezclando Agar disuelto con frutas, u otros ingredientes. Luego de realizar la mezcla en caliente, se deberá enfriar el preparado en el refrigerador para que la preparación adopte la típica textura gelatinosa.

Láminas o Escamas

Con la misma finalidad de mejorar el tránsito intestinal y generar saciedad, puede utilizarse Agar en escamas o láminas. Antes de usar Agar agar en forma de láminas o escamas, se las debe remojar durante unas dos horas en agua tibia. Una vez hidratadas, conviene mezclar con la comida elegida. De esta forma se agrega textura y consistencia a las preparaciones culinarias, además de proporcionar sus beneficios para la salud.

El Agar es especialmente beneficioso para personas que se encuentran en la recuperación de problemas gastrointestinales, para aquellos que buscan perder peso y para aquellas personas que presentan sequedad intestinal o constipación. Sus propiedades laxantes curativas, su capacidad para proteger la mucosa gastrointestinal y su facilidad de incorporación en la dieta hacen que sea un ingrediente valioso para mantener un sistema digestivo saludable. Cabe aclarar que siempre hay que consultar a un profesional de la salud antes de incorporar el Agar a la dieta.

Puede interesarte:  Ruda: Beneficios y contraindicaciones para la salud

¡No olvides compartir esta información!

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram

¡Comentanos tu opinión sobre el artículo!