10 Empresas acusadas de realizar Greenwashing

empresas greenwashing
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram

El greenwashing se refiere a la práctica de las empresas de mostrar una imagen pública de sostenibilidad que no refleja su verdadero impacto ambiental. En lugar de ser respetuosas con el medio ambiente, estas compañías utilizan estrategias de marketing para proyectar una imagen más ecológica de la que realmente tienen. 

Este fenómeno engañoso puede llevar a los consumidores a creer que están apoyando a empresas comprometidas con la sostenibilidad, cuando en realidad, sus acciones y prácticas distan mucho de ser genuinamente respetuosas con el medioambiente. 

Además, el greenwashing puede perjudicar a las empresas genuinamente comprometidas con la sostenibilidad, ya que dificulta que los consumidores distingan cuáles empresas son verdaderamente sostenibles y cuáles no.

En este artículo, vamos a analizar 10 ejemplos de empresas que han sido acusadas de greenwashing.

1 Nestlé: “El Agua nos Transforma”

Nestlé, es reconocida como una de las principales empresas embotelladoras y comercializadoras de agua potable a nivel mundial. A pesar de que Nestlé adopta el lema centrado en el cuidado del agua, “El agua nos transforma”, y respalda la iniciativa global “Cuidando el Agua”, basada en pilares como mejorar la eficiencia del uso del agua, promover su gestión responsable, y garantizar su acceso, la empresa ha enfrentado críticas considerables. Estas críticas se centran en sus presuntas operaciones de extracción de agua en regiones áridas, generando protestas por parte de comunidades locales y organizaciones ambientalistas. Este contraste entre la proclamación de valores y las acciones criticadas resalta una tensión evidente en la posición de Nestlé con respecto a la gestión y preservación del recurso hídrico.

Por otro lado, en 2018, Nestlé lanzó una iniciativa con el lema “Nestlé por niños saludables”, que también ha enfrentado críticas de ciertos sectores que argumentan que la empresa mantiene un discurso contradictorio al promover hábitos saludables mientras que comercializa productos con elevados niveles de azúcar, sal y grasa. Algunos detractores sugieren que la iniciativa funciona más como una estrategia de marketing destinada a mejorar la imagen de la empresa y aumentar sus ventas, sin considerar adecuadamente el impacto real en la salud de los niños.

Adicionalmente, Nestlé ha sido objeto de críticas por diversas prácticas empresariales a lo largo del tiempo. Algunas de las acusaciones incluyen la promoción de fórmulas para bebés en países en desarrollo, lo que ha generado preocupaciones sobre la desincentivación de la lactancia materna y el riesgo para la salud de los niños.

Por último, en el informe anual 2020 de Break Free From Plastic, Nestlé, junto con Coca-Cola y PepsiCo, fueron nombrados como los principales contaminantes de plástico del mundo por tercer año consecutivo. 

2 Coca-Cola: El mayor contaminador

Coca-Cola, el mayor contaminador de plástico del mundo, se enfrenta a acusaciones de greenwashing por sus afirmaciones engañosas sobre la sostenibilidad.

La empresa afirma que sus botellas están hechas con un 25% de plástico recogido del mar, pero esta afirmación es engañosa por varias razones. En primer lugar, el plástico recogido del mar es solo una pequeña parte del plástico que se encuentra en los océanos. En segundo lugar, el plástico recogido del mar a menudo está contaminado con otros materiales, lo que dificulta su reciclaje. Y por último, el proceso de reciclaje degrada la calidad del plástico, lo que significa que las botellas hechas con plástico reciclado no son tan duraderas como las botellas hechas con plástico virgen.

Además de sus afirmaciones sobre el uso de plástico reciclado, Coca-Cola también sugiere que sus botellas son reciclables al 100%. Esta afirmación también es engañosa, ya que el proceso de reciclaje degrada la calidad del plástico y solo una pequeña parte de las botellas de plástico se convierten en nuevas botellas. En realidad, solo alrededor del 9% del plástico se reciclan en todo el mundo.

Por último, Coca-Cola no ofrece alternativas sostenibles a las botellas de plástico de un solo uso. Estas botellas representan una gran parte de la contaminación por plástico en el mundo. Cada año, se producen millones de toneladas de botellas de plástico de un solo uso, que terminan en vertederos, ríos y océanos. Estas botellas tardan cientos de años en descomponerse y pueden liberar toxinas al medio ambiente. Ante esta acusación, CocaCola afirma que sus botellas de plástico son las favoritas de sus consumidores.

contaminacion plastico coca cola

3 Volkswagen: De “Diesel limpio” a Escándalo de Fraude

Volkswagen, una vez conocida por su campaña “Diesel limpio”, destruyó la confianza de los consumidores con el escándalo Dieselgate de 2015. 

La empresa equipó a millones de vehículos con software diseñado para engañar a las pruebas de emisiones, enmascarando el verdadero impacto ambiental de sus autos. Mientras promovían públicamente sus supuestos atributos ecológicos, estos vehículos estaban emitiendo gases de efecto invernadero a niveles más altos que los declarados, superando los límites permitidos hasta en 40 veces.

Esta decisión descarada por parte de la empresa no solo dañó el medio ambiente, sino que también reveló el greenwashing detrás de su campaña. Las consecuencias del “dieselgate” fueron significativas para la empresa, que se vio obligada a enfrentar multas, indemnizaciones y llamadas a revisión.

4 Starbucks: ¿Menos Plástico?

En 2018, Starbucks lanzó una “tapa sin pajilla” como parte de su impulso por la sostenibilidad. Sin embargo, esta tapa contenía más plástico que la combinación anterior de tapa y pajilla.

La compañía no lo negó, pero afirmó que está hecha de polipropileno, un plástico reciclable comúnmente aceptado que “se puede capturar en la infraestructura de reciclaje”. Los críticos rápidamente señalaron que solo el 9% del plástico del mundo se recicla, por lo que la compañía no debería asumir que todas las tapas se reciclarían. 

Además, Estados Unidos exporta aproximadamente un tercio de sus residuos plásticos a países en desarrollo, por lo que simplemente está transfiriendo su responsabilidad a naciones más pobres. En esencia, el cambio de Starbucks parece más un gesto simbólico que una solución genuina al problema del plástico.

5 IKEA: De gigante verde a talador encubierto

IKEA era considerada un ejemplo de corporación sostenible hasta junio de 2020, cuando el minorista de muebles fue vinculado con la tala ilegal en Ucrania

En 2020, la organización no gubernamental británica Earthsight publicó un informe que expuso las prácticas de la empresa sueca. Este reveló que la compañía había estado adquiriendo madera proveniente de la tala ilegal en áreas protegidas, con la complicidad de las autoridades locales y la certificación del Forest Stewardship Council (FSC). Según el informe, se estima que IKEA utilizó alrededor de 500,000 árboles talados ilegalmente en Ucrania entre 2017 y 2023.

6 BP: ¿Más Allá del Petróleo? No del Todo.

El gigante de los combustibles fósiles BP intentó rebautizarse como líder en energía renovable con su cambio de nombre a “Beyond Petroleum” en 2000 y al destacar prominentemente las placas solares en sus gasolineras

Sin embargo, la realidad no podría estar más lejos de la fachada verde. En 2019, un grupo ambiental expuso la naturaleza engañosa de la publicidad de BP, destacando que solo el 4% de su presupuesto se destinaba a proyectos de energía baja en carbono, mientras que un asombroso 96% seguía invertido en petróleo y gas. Esta discrepancia entre la imagen verdeada de BP y sus operaciones centrales impulsadas por combustibles fósiles pintó una imagen clara del greenwashing en su máxima expresión.

7 ExxonMobil: Una historia de daño ambiental y tácticas de greenwashing

ExxonMobil, otro gigante petrolero, tiene una larga y problemática historia de daños ambientales. El infame derrame de petróleo del Exxon Valdez en 1989, donde millones de kilogramos de petróleo crudo devastaron la vida silvestre y los ecosistemas de Alaska, sigue siendo un recuerdo sombrío del impacto ambiental de la empresa. 

A pesar de esta historia, ExxonMobil ha empleado recientemente tácticas de greenwashing en su publicidad, sugiriendo un futuro impulsado por sus biocombustibles de algas experimentales. Sin embargo, los críticos señalan la falta de objetivos concretos para las emisiones netas cero y la ausencia de planes para abordar la gran mayoría de las emisiones generadas por sus propios productos. Este enfoque selectivo en una sola tecnología sin probar, mientras se sigue confiando en gran medida en los combustibles fósiles, expone la agenda de greenwashing de ExxonMobil.

8 Unilever: “Vida Sustentable”

Unilever es una empresa multinacional de bienes de consumo que ha sido acusada de greenwashing. La empresa ha sido criticada por sus campañas publicitarias que promueven sus productos como sostenibles.

En 2019, Unilever lanzó una campaña publicitaria bajo el lema “Sustainable living”. Esta iniciativa buscaba destacar los esfuerzos de la empresa para adoptar prácticas más sostenibles, mostrando envases de productos hechos con materiales reciclados y con un impacto medioambiental reducido. Sin embargo, a pesar de estos esfuerzos proclamados, la realidad es que Unilever ha sido señalado como uno de los principales contribuyentes a la contaminación plástica a nivel mundial. 

El informe anual de Break Free From Plastic de 2020 puso de manifiesto la presencia de más de 10,000 piezas de plástico de Unilever en 42 países, generando un marcado contraste entre la imagen promocionada de sostenibilidad y las acciones concretas que han contribuido al problema de la contaminación plástica. Este contraste destaca la importancia de una evaluación crítica de las acciones reales de la empresa en comparación con sus declaraciones y campañas publicitarias.

Además, la empresa ha enfrentado críticas por promover productos que contienen sustancias químicas perjudiciales para la salud y el medio ambiente, tales como el triclosán, el formaldehído, microplásticos y por el uso de aceite de palma, que es un ingrediente presente en muchos de sus productos. El aceite de palma es una de las principales causas de deforestación, pérdida de biodiversidad y violación de derechos humanos en países como Indonesia y Malasia. 

protesta contra shell greenwashing

9 Shell: Petrolera verde

Shell es una de las mayores compañías petroleras del mundo, y sus actividades son una de las principales causas del cambio climático. Sin embargo, la empresa ha lanzado una serie de iniciativas de sostenibilidad que pretenden dar una imagen de compromiso con el medio ambiente.

Una de estas iniciativas es el “Gas Natural Liquefactado (GNL) como combustible de transición”. Shell afirma que el GNL es una solución de bajo carbono, ya que emite menos CO2 que el carbón o el petróleo. Sin embargo, los expertos advierten que el GNL no es una solución a largo plazo, ya que sigue siendo un combustible fósil.

Otra iniciativa de Shell es el “Shell Eco-marathon”. Este evento anual de carreras de coches ecológicos está diseñado para fomentar la innovación en la tecnología de vehículos de bajas emisiones. Sin embargo, algunos críticos han señalado que el Shell Eco-marathon es una forma de Shell de lavar su imagen verde, ya que la empresa sigue invirtiendo en combustibles fósiles.

10 Amazon: Greenwashing en el comercio electrónico

Amazon es una de las empresas de comercio electrónico más grandes y exitosas del mundo. La empresa afirma estar comprometida con la protección del medio ambiente y la reducción de su impacto ecológico.

Una de estas iniciativas es la línea de productos “Amazon Aware”. Esta línea ofrece productos que supuestamente son más ecológicos y de menor impacto ambiental. Sin embargo, se ha descubierto que muchos de estos productos provienen de países lejanos, lo que implica una gran huella de carbono por el transporte. Además, los productos están envueltos en plástico de un solo uso, que contribuye a la contaminación y al desperdicio.

Amazon también ha implementado el “Climate Pledge”, un compromiso destinado a lograr la neutralidad de carbono para el año 2040. En el marco de este compromiso, la empresa ha realizado inversiones recientes, entre las que destaca la colaboración con la start-up Hippo Harvest. Este proyecto se centra en la producción de lechugas en un invernadero controlado de alta tecnología como parte de sus esfuerzos hacia prácticas más sostenibles.

Sin embargo, este compromiso no está respaldado por evidencias ni por mecanismos de rendición de cuentas. Además, Amazon sigue invirtiendo y vendiendo productos y servicios que dependen de los combustibles fósiles.

El greenwashing es un problema importante que puede confundir a los consumidores y dificultar la adopción de prácticas sostenibles. Es importante que los consumidores sean conscientes de las tácticas de greenwashing y que exijan a las empresas que sean transparentes sobre sus prácticas ambientales.

Los consumidores pueden tomar medidas para protegerse del greenwashing

  • Investigando las afirmaciones de sostenibilidad de las empresas. No se limite a creer en lo que las empresas le dicen. Busque información independiente sobre las prácticas ambientales de las empresas.
  • Pidiendo a las empresas que sean transparentes sobre sus prácticas ambientales. Exija a las empresas que publiquen información sobre su huella de carbono, sus fuentes de energía y sus prácticas de producción.
  • Apoyando a las empresas que son realmente sostenibles. Elija productos y servicios de empresas que tengan un historial de prácticas ambientales responsables, y de ser posible, con certificaciones avaladas internacionalmente.
¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

¡No olvides compartir esta información!

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram

¡Comentanos tu opinión sobre el artículo!