Cómo una Dieta Orgánica Puede Reducir el Riesgo de Cáncer

reducir %25 cancer con alimentos organicos
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram

El cáncer es una de las principales preocupaciones de salud en todo el mundo. Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), en 2016, 22.9 millones de adultos en los EE. UU. reportaron haber tenido cáncer al menos una vez en su vida. Además, el cáncer es la segunda causa más común de muerte, superada solo por las enfermedades cardíacas, cobrando la vida de 185.1 personas por cada 100,000 habitantes en 2016, según el sitio web de los CDC.

Casi todos conocen a alguien, han oído hablar de alguien o incluso han sido testigos de alguien luchando contra el crecimiento lento y asfixiante de las células cancerosas. Algunos logran vencer la enfermedad, mientras que otros, lamentablemente, no lo logran.

Pero, ¿qué pasaría si hubiera una manera de reducir el riesgo de cáncer cambiando un hábito cotidiano?

El Estudio Francés y su Conexión con los Alimentos Orgánicos

Un estudio francés publicado en octubre de 2018 por la Asociación Médica Estadounidense en su revista médica revisada por pares sostiene que sí existe una forma. El Estudio de Cohorte Prospectivo NutriNet-Santé analizó la relación entre las dietas y los nuevos diagnósticos de cáncer en más de 68,000 adultos franceses entre 2009 y 2014. Los resultados del estudio indican que una dieta rica en alimentos orgánicos está vinculada a una reducción del 25 por ciento en el riesgo de desarrollar cáncer.

Uno de los hallazgos más destacados fue la correlación entre el consumo de alimentos orgánicos y el riesgo de linfoma no Hodgkin. Los datos muestran una disminución del 86 por ciento en el riesgo de esta forma de cáncer para quienes consumen más alimentos orgánicos. El estudio especula que la falta de residuos de pesticidas en los alimentos orgánicos podría ser un posible catalizador de este resultado.

Un Cambio que Puede Tener un Impacto Importante

El estudio reconoce ciertas limitaciones en sus hallazgos, como la probabilidad de que los participantes ya sean personas conscientes de su salud, la naturaleza cualitativa de los datos, el corto período de seguimiento y la posibilidad de sesgos residuales. Sin embargo, estos hallazgos respaldan la idea de que los alimentos orgánicos pueden ser una elección más saludable con beneficios potenciales para la prevención del cáncer.

Charles Benbrook, analista de alimentos orgánicos con un doctorado en economía agrícola, y su hija, Rachel Benbrook, una consultora especializada en comunicación científica y análisis de datos, respaldaron el estudio en un artículo titulado “¿Comer orgánico reduce el riesgo de cáncer en un 25%?” publicado en el boletín de marzo de Puget Consumers Co-op, el mercado de alimentos propiedad de la comunidad más grande de la nación.

La importancia de la promoción y la educación

Charles Benbrook enfatiza la necesidad de invertir en investigaciones adicionales sobre la agricultura orgánica para lograr un cambio significativo. Asegura que el cambio hacia la agricultura orgánica no evitará todos los casos de cáncer, pero sin duda llevará a menos casos y menos graves.

Puede interesarte:  Agricultura Orgánica vs. Convencional: Sequía y Cambio climático

El debate sobre la relación entre la alimentación orgánica y la reducción del riesgo de cáncer continúa, pero los resultados de este estudio subrayan la importancia de considerar nuestros hábitos alimentarios y su impacto en nuestra salud a largo plazo. Mientras tanto, algunos estados, como Washington y Oregon, están llamados a liderar la iniciativa en la promoción de la agricultura orgánica y la educación sobre sus beneficios. La elección de una dieta orgánica podría no solo tener un impacto en la salud de las personas, sino también en el medio ambiente. El debate sobre si se necesita una legislación más estricta o si la demanda del consumidor y la educación son suficientes para impulsar este cambio continúa, pero lo que es seguro es que los alimentos orgánicos están en el centro de un apasionante debate sobre la salud y el bienestar.

Los hallazgos más importantes del estudio son:

  1. Una dieta rica en alimentos orgánicos está vinculada a una reducción del %25 en el riesgo de desarrollar cáncer.
  2. Se encontró una correlación significativa entre el consumo de alimentos orgánicos y una disminución del riesgo de linfoma no Hodgkin, con una reducción del 86 por ciento para aquellos que consumen una mayor cantidad de alimentos orgánicos.
  3. El aumento del consumo de alimentos orgánicos se asocia con un menor riesgo de cáncer de mama posmenopáusico.

¡No olvides compartir esta información!

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram

¡Comentanos tu opinión sobre el artículo!