CÚRCUMA: Beneficios y propiedades

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
curcuma
Escuchar el artículo

La Cúrcuma es una planta originaria de la antigua India. Desde hace milenios, ha sido muy usada como especia en todo el Continente asiático, prescripta por los médicos de la medicina ayurvédica de la India, y también por los chinos. Los árabes le dieron su nombre y la introdujeron en Europa, donde se la ha usado como colorante y condimento alimenticio.

DENOMINACIONES: Botánica: Cúrcuma Longa. Otros nombres: Azafrán de la India. Jengibrillo. Nombre más común: Cúrcuma.

BENEFICIOS Y PROPIEDADES DE LA CÚRCUMA

Su principio activo es la curcumina, que se fija en los tejidos dándoles su típico color amarillo anaranjado. Posee, además, valiosas propiedades medicinales, redescubiertas reciente mente en Occidente, las que confirman los usos tradicionales de la sabiduría milenaria oriental.

  • Ayuda a tratar enfermedades hepáticas y de la vesícula biliar.
  • Protege el órgano hepático
  • Actúa como desintoxicante y hepatoprotector, eliminando toxinas que lo afectan.
  • Se comporta como colagoga, fluidificando la bilis y ayudando la digestión.
  • Protege al corazón.
  • Contribuye para eliminar el colesterol.
  • Previene contra la formación de coágulos en la sangre.
  • Eficaz para el tratamiento de la artritis.
  • Posee acción antiinflamatoria, tanto para uso interno como externo.
  • Actúa como diurética.
  • Ejerce acción bactericida.
  • Elimina parásitos intestinales y previene contra las infecciones, tanto para uso interno como externo.
  • Es activa contra el cáncer linfático (linfosarcoma), ya que al parecer inhíbe su desarrollo, por lo que se la puede considerar como preventiva de ese tipo de tumoraciones cancerosas.
curcuma en polvo

PREPARACIÓN Y USO DE LA CÚRCUMA

Se emplean las raíces desecadas de la Cúrcuma, reducidas a polvo seco. Para todos los usos internos arriba indicados, se preparará una infusión con un puñado chico de ese polvo para una taza de agua hirviente. Se dejará decantar tapado, se filtrará y se tomará unas dos a tres tazas por día, según necesidad. También es útil espolvorear el polvo sobre comidas, a las que da su color y aroma, y, además, aporta sus propiedades curativas.

Para uso externo, para tratar heridas, ulceraciones, etc., se puede es polvorear el polvillo de Cúrcuma sobre la zona afectada, cubriéndola con una gasa sólo en caso de heridas abiertas.

Se puede conseguir en dietéticas, supermercados y farmacias. También se puede consumir en capsulas.

¡No olvides compartir esta información!

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram

¡Comentanos tu opinión sobre el artículo!