Misión a la luna, viviendas en el espacio

Cincuenta años después del primer alunizaje, los científicos trabajan a destajo en la próxima misión a la luna. El objetivo: una estación de investigación habitable en la Luna. ¿En qué etapa se encuentra la investigación lunar internacional?
Durante 4.500 millones de años, la Luna ha sido la compañera constante de nuestra Tierra. Ahora está volviendo al foco de la ciencia: cincuenta años después de que el primer pie humano tocara este cuerpo celeste, los científicos de todo el mundo trabajan a destajo en la próxima misión a la Luna con el objetivo de construir una estación de investigación habitable en la superficie lunar.
Neil Armstrong, la primera persona en llegar a la Luna en 1969, no pasó siquiera un día completo allí. Ahora los más variados experimentos en todo el mundo persiguen un objetivo: pronto los astronautas deberían poder vivir de forma autónoma en la Luna. Sin embargo, hay que superar algunos obstáculos nada insignificantes.
Sin la protección de la atmósfera terrestre, los viajeros a la Luna están cien veces más expuestos a la radiactividad de la Tierra. Para la construcción de una estación lunar habitable hay que resolver este problema fundamental. Pero, ¿cómo se puede construir un hábitat lunar donde los investigadores vivan y trabajen durante meses?
Ingenieros y científicos de materiales trabajan para aprovechar el polvo lunar, similar al basalto, como material de construcción. Los trajes espaciales hasta ahora han sido concebidos principalmente para el espacio, y son inapropiados para la Luna, que tiene una gravedad mínima, seis veces menor que la de la Tierra.
El proyecto EDEN ISS, del Centro Aeroespacial Alemán, prueba en la Antártida el cultivo de alimentos en un entorno hostil. Los tomates y pepinos se cultivan en un contenedor de circuito cerrado. Los cineastas visitan institutos de investigación de todo el mundo para obtener respuestas actuales a las preguntas más candentes sobre la investigación lunar.

SOBRE DEUTSCHE WELLE (DW)

DW es una cadena alemana para el extranjero. Con independencia periodística transmiten una imagen amplia sobre Alemania, plasman hechos y ofrecen perspectivas no solo alemanas. De esta manera, fomentan el entendimiento entre las culturas y los pueblos. Al mismo tiempo, facilitan el acceso al idioma alemán.
Cumplen su cometido legal a través de la televisión, la radio e Internet. DW es sinónimo de oferta informativa profunda y fiable en 30 idiomas: TV en alemán, inglés, español y árabe. Su “buque insignia” es el programa de TV en inglés con “DW News”. Este se puede recibir desde junio de 2015 en casi todo el mundo.
Se dirigen sobre todo a los responsables globales, es decir, a personas que ejercen influencia en la formación de opiniones o la tendrán en el futuro. En Estados autoritarios en los que se aboga activamente por la democracia, la defensa de la libertad y el desarrollo. Las ofertas en alemán son para los hablantes de dicho idioma en el extranjero, para personas que lo imparten y aquellos que lo aprenden. Semana tras semana llegan a más de 157 millones de personas en el mundo. Su nuevo lema es “DW – Made for minds”.
Deutsche Welle es una cadena pública financiada con fondos públicos alemanes. El director general es Peter Limbourg. En la central de DW de Bonn y en la capital germana, Berlín, trabajan alrededor de 3.000 trabajadores fijos y autónomos de 60 países.

Para conocer más sobre DW ingresá a su sitio web

Si querés aportar material, informar un enlace roto o realizar una consulta podes contactarnos mediante nuestro formulario de contacto o enviándonos un mail a [email protected]

Deja un comentario