Tipos de miel: características y beneficios para la salud

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram

La miel es uno de los alimentos naturales más antiguos que se conocen. Es un alimento energético que proporciona al cuerpo una fuente rápida de energía y se utiliza desde tiempos remotos como medicina para tratar dolencias ya que tiene propiedades antibacterianas y antiinflamatorias. Es producida por las abejas del género Apis, a partir del néctar de las flores, y su sabor, aroma y color pueden variar dependiendo del tipo de flor que se haya utilizado para su producción.

Puede interesarte:  Adaptógenos: Guía completa de los Adaptógenos para la salud

Tipos de miel, sus características y beneficios para la salud

Beneficios para la salud de la miel

Está comprobado que todas las mieles en mayor o menor medida tienen propiedades medicinales antiinflamatorias, antioxidantes y antibacterianas.
De todas formas, existen pocos estudios determinando las diferencias que puede haber entre cada tipo de miel respecto a los beneficios para la salud.
Los factores de mayor importancia e incidencia para la salud humana están relacionados con el contenido de polifenoles, flavonoides, ácidos fenólicos, carotenoides y en las concentraciones de vitaminas y minerales

En cada tipo de miel hay una gran variabilidad en la concentración de estos compuestos, con lo cual, entre un tipo de miel y otro tipo de miel, pueden variar estas características.

Características y composición nutricional de la miel

La miel es principalmente una fuente de carbohidratos simples, como fructosa (hasta el 44% en algunos casos), glucosa (hasta el 31%) y contiene pequeñas cantidades de sacarosa y maltosa. También es un alimento que contiene un bajo contenido de agua, aunque la cantidad puede variar dependiendo del tipo de miel y la humedad ambiental. Contiene vitaminas como la C, A, E, K, B1, B2, B6, niacina, C, B5 y minerales. En su composición es posible encontrar compuestos antioxidantes como ácidos fenólicos y flavonoides, que ayudan a proteger el cuerpo contra el daño de los radicales libres. Es un alimento que aporta enzimas que ayudan a digerir y descomponer bien los azúcares  que aporta, a diferencia de las mermeladas y otros alimentos con altas concentraciones de azúcares. Por último, contiene pequeñas cantidades de proteínas y aminoácidos.

Puede interesarte:  Las abejas NO se extinguen por la leche de almendras

Clasificación de la miel 

Existen diversos tipos de miel, según el ambiente en el que se encuentran las abejas y las plantas de las que recolectan el néctar. 

La miel se puede clasificar en función del origen botánico, según su procedimiento de obtención, según su presentación y según su destino de comercialización.

La clasificación más común e importante es la que contempla su origen botánico y divide las mieles en dos categorías, las mieles monoflorales y las multiflorales.

Miel monofloral

Esta miel se produce a partir del néctar de una sola especie vegetal, lo que le confiere un sabor y aroma característicos. Algunas de las mieles monoflorales más comunes son la miel de azahar (naranjo), de romero, de castaño, de almendro o de lavanda.

Miel multifloral

A diferencia de la miel monofloral, la miel multifloral se produce a partir del néctar de varias especies de flores, lo que le da un sabor y aroma más complejo y variado. Es la miel más común y se puede encontrar en diferentes variedades según la región geográfica y la flora que predomina allí.

Puede interesarte:  Beneficios nutricionales de los alimentos orgánicos

Tipos de miel según el ambiente

Miel de pradera

La miel de pradera se produce a partir del néctar de las plantas que crecen en los campos y praderas naturales. La composición química de la miel de pradera varía según el tipo de flor que predomina en la región geográfica.

Suele ser de color ambar claro o color crema y de sabor suave. Generalmente posee un

aroma delicado y al cristalizar presenta un aspecto cremoso.
Generalmente es utilizada como antibiótico natural tanto para heridas como para su uso en infusiones para tratar inflamación o infecciones en las vías respiratorias.

Miel de monte

Se caracterizan por ser mieles provenientes de los bosques nativos, que varían su composición florística según la región en la que se encuentren, incluso puede haber variaciones en la flora dentro del mismo bosque nativo según las diferencias topográficas.

La miel de monte tiene niveles superiores de antioxidantes en comparación con el resto de las mieles, además de sus propiedades antimicrobianas y antiinflamatorias.

Se caracterizan generalmente por ser mieles más oscuras y con mayor contenido de polifenoles, flavonoides, ácidos fenólicos y carotenoides.

Miel de montaña


Esta miel se produce en altitudes elevadas, donde la flora es diferente de la que se encuentra a nivel del mar. Puede tener un sabor más fuerte y una textura más densa que otras mieles. La miel de montaña tiene un color ámbar más o menos oscuro.  El aroma de la miel de montaña suele ser más intenso.

Puede tener propiedades similares a la miel de monte, dependiendo de la composición florística de la cual provenga.

Puede interesarte:  Los alimentos de estación y sus beneficios

Mieles monoflorales

Miel de naranjo

La miel de naranjo de color ambar claro tiene un aroma dulce y floral intenso, con notas cítricas. En cuanto a su sabor, es suave, con un toque cítrico y  ligeramente ácida. Es una miel muy dulce y agradable al paladar.

En cuanto a su textura, la miel de naranjo es fluida. Es una miel muy fácil de disolver en líquidos.

Miel monofloral  de romero

La miel de romero tiene un color ámbar transparente, con un aroma suave , floral. Es de dulzor no excesivo, algo ácido. Tarda en cristalizar.

Miel monofloral de castaño

La miel de castaño es una variedad de miel muy apreciada por su sabor intenso y su característico aroma a madera y hierba fresca. De color ambar oscuro, esta miel tiene una textura espesa y tarda bastante tiempo en cristalizar.

Miel monofloral de almendro

La miel de almendro es una variedad de miel muy aromática y suave en sabor. Se caracteriza por tener un aroma floral y delicado con un toque a nuez. Su sabor es dulce y suave, con notas a caramelo y vainilla

Miel monofloral de girasol

Esta miel se caracteriza por tener un color amarillo claro o amarillo pajizo y un sabor suave con un ligero toque de acidez. Su aroma es floral y suave.

Miel de acacia

Tiene un sabor suave y delicado, y una textura muy líquida. Su color es amarillo claro, límpido y transparente.

Miel Monofloral de alfalfa

Es una miel de color blanco muy valorada, de sabor intenso, genera cierto picor al momento de consumirlo, dulce con notas ácidas y de aroma suavemente especiado. Frecuentemente forma cristales rápidamente.

Miel Monofloral Eucalyptus

De color ámbar oscuro de aroma y sabor muy Intenso, persistente. Dulce con notas a madera seca y aroma a eucalipto.

Miel Monofloral Tilo

De color claro y sabor suave, aroma floral y a menta. Es de dulzura media y algo amarga. Cristaliza con un tamaño de grano intermedio.

Puede interesarte:  Cómo atraer polinizadores e insectos beneficiosos al huerto

Miel pura y miel pasteurizada

Miel pura

La miel pura es la miel que se obtiene directamente del panal y no ha sido sometida a ningún tipo de procesamiento o tratamiento que altere su composición natural. La miel pura contiene todos los nutrientes, enzimas y compuestos beneficiosos que hacen de la miel un alimento saludable.

Miel pasteurizada

Por otro lado, la miel pasteurizada es la miel que ha sido sometida a un proceso de calentamiento y enfriamiento. Este proceso de pasteurización altera la composición de la miel y disminuye su contenido de enzimas, vitaminas y otros compuestos beneficiosos. Además, es un proceso que se realiza con la finalidad de evitar que la miel cristalice con el paso del tiempo para facilitar el envasado.

La principal diferencia entre la miel pura y la miel pasteurizada es que la miel pura mantiene intactas todas sus propiedades nutricionales y beneficiosas, mientras que la miel pasteurizada pierde gran parte de ellas debido al proceso de calentamiento y enfriamiento. 

Al momento de elegir la miel es importante conocer esta diferencia.

Cabe aclarar que es importante recordar que en cualquier caso no se recomienda la ingesta de miel para niños menores de un año.

Puede interesarte:  Adaptógenos: Guía completa de los Adaptógenos para la salud

Miel Orgánica

La miel orgánica es una categoría aparte ya que se produce siguiendo ciertos estándares y normas para garantizar que el proceso de producción sea sostenible y respetuoso con el medio ambiente. En latinoamérica, existen productores de miel orgánica certificada que utilizan prácticas agrícolas y apícolas responsables y que ofrecen un producto de alta calidad y sabor diferenciado, con agregado de valor. Pueden encontrarse en el mercado cualquiera de las mieles mencionadas anteriormente con certificación orgánica.

Puede interesarte:  Beneficios nutricionales de los alimentos orgánicos

En conclusión, la miel es un producto natural que es producido a partir del néctar de diferentes plantas y flores, lo que da lugar a una amplia variedad de tipos de miel con sabores, aromas y propiedades únicas. Además de ser un endulzante natural, la miel tiene propiedades nutricionales y beneficios para la salud que la convierten en un alimento altamente valorado en todo el mundo. Es importante destacar que la producción de miel puede variar según la región geográfica y el clima, lo que hace que cada tipo de miel tenga sus propias características. En definitiva, la miel es un alimento rico y diverso que ofrece muchas opciones a los consumidores y que sigue siendo valorado por su sabor y beneficios para la salud.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

¡No olvides compartir esta información!

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram

¡Comentanos tu opinión sobre el artículo!